easy web builder

David Ferrer

Algunos textos poéticos de diferentes etapas. Esta sección se irá actualizando.

2018

For Reasons Unknown


(The Killers)


Razón desconocida del momento,
palabras que se envolvieron en la sombra,
envoltorios de azúcar
que tardan en abrirse,
mensajes que no vimos y se perdieron
en doméstica calma inexplicable.
Razón desconocida de la pluma
que no encuentra su gota
como el viejo teclado que no escribe
o la mañana que amaneció tarde.
Razón desconocida de la carta,
del aumento de peso, de la lluvia
que no empapa si va cayendo fuerte,
profusa en abundantes goterones.

Razón desconocida que me escribas
y mucho más que yo después conteste.

David Ferrer.

2017

Fantasía de diciembre en la Catedral de Norwich

La intensa fantasía
que esperas con sus tópicas nevadas
praderas hacia el gótico imposible,
coros de niños, velas, armoniosos
los cánticos de Britten en la penumbra
y un frío que se clava
como el radiante enebro en la madera.

Pues para eso llegaste:
no esperes otro rito si es que tu árido
corazón no ha sabido contagiarse
del tímido candor que da la llama,
de las notas perdidas de campana y el órgano
que envuelve la brumosa placidez de la aguja.

Es dulce fantasía
para la que llegaste.
Es Diciembre en el sueño
y verdad en la nieve de las calles.


David Ferrer

2013

Carrusel

Me miráis y pensáis
que parece este espacio juego chino de sombras,
inquietante escenario,
una pasarela privada sin aplauso ni público
donde aparece la una,
hará su entrada la otra
y bajará un telón,
lentamente y sin ruido,
como pasan los años.
Y recordaré vuestros ojos y aquellas risas
tan jóvenes y un brindis compartido en el público y un aplauso infinito,
como el gran carrusel que os devuelve a la escena.

David Ferrer

2010

Quédate en esta casa

Quédate en esta casa.
He dejado ventanas abiertas sin señales
donde puedas pasar
sin que queden tus huellas.
Ven y escribe aquí al lado.
Mis palabras hoy suenan casi igual que las tuyas.
Cuando hace tiempo fue angustioso silencio.
Puedes quedarte un tiempo,
descalza, por no hacer el más mínimo ruido.
Y di todo en susurros.
Y que nadie lo escuche.
Nadie debe saberlo
pues tú escribes mis sueños,
los que yo luego cumplo.

David Ferrer

2002

Muchacha con gato (sobre un cuadro de Lucian Freud)

Se ha quedado tu tiempo aferrado a los ojos
en una luz muy clara
que nada confirma
porque sólo tú sabes retener en partículas
el íntimo y sincero devenir del pasado.
Se ha gastado otro año y no han vuelto las sombras
ni la arruga o los pliegues que indiquen dónde acaba
tu tiempo o dónde empieza por lo menos el mío.
Desconozco tus labios y tu voz de muchacha
que imagino muy frágil
o el cuerpo que se pierde callado entre los ocres.
Como ojos de ese gato más allá de un presente,
más allá de los días, las horas y los años,
quizá te importan sólo esas verdades perdidas
que no tuvieron dueño, ni un origen, ni un nombre.

David Ferrer

Comparte estos poemas
No olvides citar su autoría y procedencia ©David Ferrer